Álvaro Martín: de Valladolid a Estocolmo

Álvaro Martín

“Siempre nos quedará París” o como en este caso concreto, más bien Estocolmo. ¡Y no porque lo diga Humphrey Bogart! De Casablanca nos vamos a la Seminci y tras finalizar esta un año más, ya solo nos queda el consuelo de su cine. Entre este consuelo, ValetudoDVD-Ven y estrénate en Seminci, certamen de cortometrajes que por tercer año se ha presentado en el festival vallisoletano. Álvaro Martín es el director de “Estocolmo” y esta obra ha resultado ser la ganadora de la edición de este año. “Parece una tontería pero muchos festivales que igual ni se interesarían por el corto le echan un vistazo sólo por haber ganado un premio en Seminci, y eso es mucho más interesante que cualquier compensación económica.” 

Porque si Valetudo te dice que vayas y que te estrenes en Seminci, pues tú, como buen director de cortos, obedeces. Eso debió de pensar Álvaro Martín en 2012, año en el que presentaría “Sin Gasolina No Merece la Pena Jugarse la Vida”, cortometraje con el que, a pesar de quedarse sin premio, supo llamar la atención del público mediante un enfoque tarantiniano y de humor negro muy bien llevado. “Ha habido un salto cualitativo entre ‘Sin Gasolina…’ y ‘Estocolmo’. ‘Estocolmo’ parte de una idea más trabajada y ambiciosa. Además este año apenas había representación de comedia en el festival y este ha llamado la atención de un público joven con ganas de cachondeo.” Fácilmente comprobable, no solo el público parecía tener ganas, un jurado profesional compuesto por Nacho Vigalondo, Alex Ezkurdia y Carlos Vermut decidió por unanimidad el nombre del ganador de este 2013.

ValetudoDVD se posiciona como una de las mejores opciones para que los jóvenes realizadores se introduzcan con sus cortos en esto del cine. La iniciativa que comenzó en 2011 en el seno de la Seminci ya cuenta con otro festival en el que celebrarse, es el caso del FICXixón de Gijón este 22 de noviembre. “Valetudo es un festival en el que lo importante no son los presupuestos, sino las ideas, y una gran oportunidad para que los que estamos empezando podamos ver proyectadas nuestras obras en la gran pantalla.”

Tras presentar ‘Estocolmo’ ante más de 500 espectadores en Valladolid, el público quedó satisfecho y el certamen se saldó con la fama del primer premio. La próxima parada será en el FICXixón en donde de nuevo se repite la historia, la de Tomás, un niño de 9 años, y de su padre, trabajador de una industria de traslado y tratamiento de productos activos, todo ello definido como “una divertida comedia de tono irónico y crítica social”. “Hacer una comedia siempre es arriesgado, porque te la juegas a que si los gags no funcionan provoque indiferencia y hasta repulsión. Me gusta meter elementos cómicos, radicales, divertidos o incómodos y me encanta el humor negro y surrealista.”.

DZDBlanco

Logotipo de Dream Zero Dream Films. http://dreamzerodreamfilms.wordpress.com/

Y para una capital tan cara como Estocolmo, de algún lado tiene que salir el dinero. La producción de cortometrajes en ocasiones resulta un problema y el buscarse la vida termina siendo el pan de cada día de los jóvenes directores. Tras Álvaro Martín se encuentra Dream Zero Dream Films, productora vallisoletana de cine independiente nacida hace poco más de un año con la intención de poner las cosas algo más fáciles. “Cree Dream Zero Dream junto a unos amigos con el objetivo de establecer una marca en nuestros cortometrajes. No me planteo a día de hoy poder vivir de ello como haría cualquier productora audiovisual, aunque la verdad es que hemos mejorado, disponemos de más medios, conocemos más gente y nos lo pasamos igual de bien.” Gracias a la colaboración de personas con ganas de formar parte de un corto, un proyecto de crowdfunding y algún que otro trabajillo audiovisual esta productora ha hecho posible su financiación, dejando huella por muchos festivales dedicados a las proyecciones de menos de 30 minutos. Entre estas, “El Adorable Inquilino” es una de sus últimas y más apreciadas creaciones, llegando a ser definida por el propio director como su trabajo más ambicioso.

Asentado y creciendo en el séptimo arte, el salto está claro: hacer una película. Nadie le niega el encanto al cortometraje, pero el deseo de algo más extenso se mantiene como tópico entre aquellos que comienzan a moverse por el mundillo. “No conozco a ningún cortometrajista que no aspire a realizar un largometraje. Tengo ya varias ideas, pero por un lado la situación en España es la que es y por el otro pienso que hay que saber elegir con mucho cuidado un primer largo. Una mala primera película se puede cargar una carrera entera”. De momento la carrera sigue en pie, el corredor está en plena forma y la trayectoria de este joven director continúa por el camino que en su día comenzó con “la simple y sincera necesidad de hacer un corto”.

Debate

Sin comentarios aún.

Post a Comment

En YouTube

Galería de Encuadrados

Colabora con nosotros