Sinkope: una dosis de rock en vena

Fotografía: Jesús Díez

Fotografía: Jesús Díez

Una de las ventajas de los grupos que no cuentan con una gran difusión es la de poder disfrutarlos en concierto de manera íntima, paladeando cada canción en familia, con esa cierta complicidad con el de al lado cuando la sala no acoge a grandes aforos. Esto es lo que ocurre con Sinkope, un grupo que lleva más de 20 años sobre los escenarios y cuya música no pasa desapercibida para los amantes del rock.

Los extremeños se encuentran en plena gira presentando su último disco Cuando no te pones falda y la noche del sábado el turno para disfrutarlos era para Valladolid. En el siempre acogedor ambiente de la sala Porta Caeli comenzaban a sonar los primero acordes de “Autovitografía – Por Encima”, tema con el que daban paso a los sonidos de su última creación discográfica, que vio la luz el pasado mes de julio. Con el público ya entrado en calor, la respuesta a canciones como “Matar se me olvida”, “Romance de la luna gitana y el sol poeta” o “Al socuello de tus pechos de seda” (esta última muy aplaudida por el sector femenino) fue inmediata. Hubo tiempo para hablar del amor como la principal debilidad del ser humano y compararlo con “una navaja que cuando hiere, hiere” al ritmo de “Cuando no te pones falda” antes de empezar con las reivindicaciones de la noche. La situación política del país fue protagonista del llamamiento a la queja que Vito Íñiguez, entre cigarrillo y cigarrrillo, hizo a los allí presentes para introducir “Político, católico y putero”, que fue entonado con cierta rabia por el propio grupo y por el público.

Fotografía: Jesús Díez

Fotografía: Jesús Díez

Con la adrenalina en el cuerpo, no hubo mejor continuación que dos de los temas con los que más retumbó la sala: “A merced de las olas” y “Humo de contrabando” desgarraron las gargantas de los que compartían la noche del sábado con la banda extremeña. Pero fue la elección de las tres últimas canciones la que confirmó quiénes eran los más fieles seguidores de Sinkope. “A un beso mío le llaman ruina”, “El carro de la vida” y “Tarros de miel” pueden considerarse himnos del grupo, regalo que los admiradores más antiguos agradecieron en un colofón final marcado por el descontento de los artistas por los horarios establecidos. Con ganas de más por parte de los de arriba del escenario y, sobre todo por parte de los de abajo, el concierto finalizó entre aplausos y la gratitud de Vito y los suyos hacia el público.

El directo de Sinkope supone una sincera dosis de rock para degustar de manera cercana y cómplice con el grupo. Un sonido que nada tiene que envidiar al de estudio, una voz ronca y con ciertos dejes flamencos y unas letras viscerales y francas son los puntos fuertes de una banda ya veterana que aún tiene mucho que decir.

Debate

5 respuestas a “Sinkope: una dosis de rock en vena”

  1. Muchas letras y mucha crítica pero en realidad son unos falsos, nada más que hay que ver como se han portado con Manu Peña. después de 16 años en la banda le han echado sin dar una sola explicación. Mucha hipocresía es lo que hay en sus letras y el vito cada vez más endiosado y repugnante

    Publicado por Juan Perez Perez | 21 octubre, 2013, 12:20
    • No se puede hablar sobre lo que no se sabe y para mi son un gran grupo y unas grandes personas. Hay keda eso

      Publicado por olga | 27 marzo, 2014, 14:44
    • Me parece a mi Juan Perez Perez, que hablas por hablar y sin saber nada de nada. Informate antes o diles a tus contactos que te informen mejor.
      Como en todos los grupos los cambios en sus elementos estan a la orden del dia y aqui pues no iba a ser menos.
      En cuanto a SINKOPE, poco puedo decir, son bestiales y en directo mucho mas.

      Publicado por Alvaro Moreno martin | 27 marzo, 2014, 18:48
  2. Me parece a mi que los que no teneis ni puta idea de lo que ha pasado sois vosotros. Eso de grandes personas está por ver. Y lo sé de muy muy buena tinta, no como vostros. Es lo que tiene el poder del dinero, que pisoteas a la gente sin importarte ni lo más minimo, lo importante es seguir engañando al personal. Y al sinvergüenza del tuerto, tantas letras y frases bonitas (copiadas) y es el mas hipocrita de todos, aunque los demás tampoco se salvan. Algun día estarán donde se merecen….es decir, en la PUTA MIERDA.

    Publicado por Juan Pérez Pérez | 14 octubre, 2014, 13:03

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] les nota su origen y sus influencias.En este enlace se puede acceder a su página oficial y en este otro a la crónica que Elene G. Castañon ha realizado para la revista La Encuadre.La banda la forman […]

    SINKOPE | CHUSMI 10.Fotógrafo. - 2 septiembre, 2014

Post a Comment

En YouTube

Galería de Encuadrados

Colabora con nosotros